¡DIDÁCTICOS PINOCHO : HECHO A PULSO!

A finales de 1984 , un 9 de septiembre, después de varios años de exploración sobre el qué hacer y cómo , habiendo estructurado un pequeño estudio de Factibilidad, y una vez realizados seminarios en el SENA sobre : Producción, Mercadeo, Gerencia, Talento Humano , etc., un Sociólogo de la U.N. de Colombia decidió emprender la quijotesca tarea de iniciar una Empresa enfocada al diseño , producción y comercialización de Juguetes , ayudas pedagógicas y lúdicas. Teniendo como materia prima principal la madera. Su Razón Social fue DIDACTICOS PINOCHO LTDA. Y su eslogan o consigna de batalla : ¡JUGAR ES APRENDER A PENSAR!

Ustedes se preguntarán ¿qué hace un Sociólogo , con formación humanística, inquietudes y compromisos políticos en la vida estudiantil , convicciones tendientes a la transformación social de nuestro País inmerso en una crisis estructural que hoy todavía no se resuelve , incursionando en la producción y los negocios? Es algo que en un principio fue una manera de generar mi propio empleo e ingresos y que con el trascurrir de los años se convirtió en el motor de mi vida , creando productos destinados a la educación, la lúdica, la iniciación en los principios de la ciencia y la tecnología, orientados a servir lo mejor de la humanidad : los Niños y Niñas . El niño y el ser humano en general en el Juego ejerce la libertad.

HECHO-A-PULSO0003

Hacer empresa en este País, cuando uno es hijo de cualquier ciudadano de a pie, sin mayores recursos económicos, y más sin una formación profesional técnica y administrativa, es extremadamente difícil . Son muchas las crisis y dificultades a las que hay que sobreponerse . Ser empresario es un proceso de aprendizaje permanente, quien emprenda este camino debe tener un temperamento de acero, ser constante, obstinado, disciplinado, tener claros unos objetivos y estar profundamente convencido de la justeza de los mismos y su beneficio a las comunidades y la sociedad. Además se requiere espíritu de investigación permanente e innovación para entender las tendencias, necesidades del mercado y proponer soluciones. El Estado en poco o nada te ayuda, sólo te ve como contribuyente.

En estos 35 años de experiencia son muchas las crisis atravesadas y superadas, quizás la mas fuerte fue la ocasionada por la Apertura Económica de los años 90, la implementación plena del neoliberalismo que trajo consigo un tsunami en la industria nacional que hoy perdura aunada al furor del contrabando, el lavado de dinero procedente del narcotráfico y el saqueo al erario público, arrojando nefastas consecuencias, borrando de la faz de nuestro País numerosas industrias surgidas en las primeras décadas y parte de la segunda mitad del siglo pasado que no pueden sostenerse con el trabajo honrado en semejante entorno desigual. En Colombia las pocas familias que nos gobiernan, dueñas del País, empotradas en el Estado, saqueadoras del mismo y aliadas con potencias extranjeras no les interesa el destino de este país y su pueblo trabajador, solo les mueve el lucro y enriquecimiento de ellos sin importar el precio y los métodos para obtenerlo. He ahí la razón de la debacle actual de la industria, el agro nacional y del pueblo trabajador.

En estos siete lustros de creación permanente, de denodado trabajo, son también importantes los logros obtenidos gracias al concurso de un destacado grupo de colaboradores : operarios, asesores comerciales, diseñadores, ingenieros, administradores, etc, que con su grano de arena han hecho posible la existencia y desarrollo de esta pequeña unidad económica. Ha sido una constante en Didácticos Pinocho la política de inclusión Laboral vinculando a su equipo de trabajo colaboradores invidentes, sordos, limitados físicos y contribuyendo con la responsabilidad social en diversas comunidades. Valga resaltar que también en el ámbito tecnológico históricamente marcamos el paso con la incorporación de tecnologías, materias primas, procesos limpios y amigables con la naturaleza, buenas prácticas de manufactura y desarrollo de productos en pro de la convivencia social y la calidad de vida que nos hicieron acreedores a destacados premios. Contamos desde varios lustros atrás con el Certificado de Conformidad de Producto que acredita la atoxicidad, seguridad y cumplimiento de normas técnicas y legales en beneficio de la salud de los niños y niñas. Hoy se ciernen renovadas y tempestuosas amenazas que ponen es serio riesgo nuestra existencia por las graves condiciones económicas y políticas en que se debate el país y el mundo signadas por la crisis estructural ya caracterizada.

LOGOS-35-a-os

A finales de la década de los noventa y principios del 2000 modificamos nuestra razón social: DIDÁCTICOS PINOCHO S.A, nuestro Slogan : ¡EDUCAR PARA LA VIDA! y registramos nuestra Marca PIONEROS, al igual que comercialmente iniciamos nuestra gestión en materia de comercio internacional: exportando a ciertos países de la región e importando productos complementarios de diversos países del mundo.

Modestamente nos enorgullece recibir el reconocimiento y saber que con nuestros productos y accionar a través de estas décadas aportamos a la formación de la niñez y juventud colombiana y latinoamericana. El legado de productos destinados a la estimulación adecuada, la percepción, razonamiento. atención, memoria , matemáticas, lectoescritura , juego simbólico, salud alimentaria, convivencia ciudadana, educación inclusiva, ecología, iniciación en la ciencia y la tecnología y muchos aspectos mas, nos permite decir con todo el corazón: gracias profesores, profesionales, padres de familia. Juventud y niñez por habernos permitido servir, continuaremos en la brega y esperamos contar con su creadora compañía.

Eladio Rojas Vizcaya
Sociólogo U.N. de Colombia.
Bogotá D.C. Septiembre 9 de 2019.